lunes, 8 de febrero de 2021

UN RETO PARA LOS ARQUITECTOS JÓVENES DE HOY

 



Estimados arquitectos:

Sé que el post que voy a publicar hoy - y que va en línea con el anterior- va a traer un sinfín de reacciones. A más de a uno se le va a sublevar la bilis con lo que se va a leer abajo  Pero no es momento para hablarles suave, no  dadas las circunstancias actuales. 

La pandemia sigue viento en popa con variantes, cepas y cuanto hay. No tiene visos de terminar, antes bien todo parece indicarque va a quedarse por mucho tiempo. Y vendrán otras. La vida como la conocíamos ya no existe, al punto que ni siquiera podemos dar la mano a un amigo y un simple estornudo nos hace temblar de miedo. Ayer llegábamos a casa prácticamente para dormir y hoy debemos estar confinados en ella 24 horas cada día. El home office y el home schooling se han impuesto, trastocando  por completo la organización familiar y, salvo excepciones, los departamentos modernos no responden a estas nuevas necesidades. Dicho en cristiano: el concepto de vivienda-hotel o casa-club tiene que cambiar.  Y buena parte de ustedes así lo ha entendido. Cada vez que ingreso a Nexo Inmobiliario o a portales como Adondevivir lo constato.

Con todo y desde antes de la emergencia sanitaria, observo que todavía es tendencia el no considerar todo lo que el Hogar necesita para funcionar como tal. Indudablemente el concepto vivienda-hotel tuvo mucho que ver en el asunto. Mas si hay algo que debemos agradecer a la pandemia es que ha puesto ciertas cosas en su sitio.  Entendámonos, por favor. Con mayor razón en estos tiempos un Hogar requiere:


1. Sala comedor con área diferenciada para cada uno de estos ambientes; no un simple espacio para mirar una pantalla de plasma.

2. Comedor donde padres e hijos puedan sentarse a tomar los alimentos y conversar, no una barra más propia de un bar o un hotel y en donde es imposible mirarse las caras sin padecer luego de tortícolis.

3. Cocina o kitchenett que permitan preparar los alimentos con comodidad, seguridad e higiene, no una pequeñisima mesada  en la cual casi colindan  encimera y  lavadero de platos.  

4. Dormitorios proporcionalmente holgados y de ser posible cada uno con su propio baño, no un master gigantesco junto a un dormitorio secundario chico y un tercer dormitorio enano.

5.  Área de teleestudio y/o teletrabajo, no un ambiente improvisado en el comedor o la cocina para tales fines.

6. Centro de lavado (1) completo y separado de la cocina,  en donde incluso se guardarán los artículos de limpieza; no un no un par de closets de melamine donde esconder lavadora y lavadero ¡y hasta separados y en distintos ambientes!!!

7. Cuarto y baño de servicio decentes -si el área del departamento lo hace posible-,  no una celda de castigo cuyo baño no cuenta con un elemental lavabo donde higienizar las manos, así el Reglamento Nacional de Edificaciones permita semejante atrocidad sanitaria.

8. Baño de visitas para la higiene obligada de los recién llegados, no un solo baño secundario destinado a hijos de distinto sexo y extraños, mientras los padres cuentan con dos lavabos, jacuzzi y ducha española.


Ustedes son conscientes de todo esto, estimados arquitectos... ¿O tal vez no, dado que a muchos no se les enseñó nunca a preparar un plato de lentejas y no han lavado su ropa interior siquiera una vez? Visto así, es consecuencia natural que se planteen descalabros como este de abajo, que me ha erizado los cabellos. Por razones obvias omito el nombre de la constructora y he cambiado el color de la imagen. Sujétense, que lo que viene es fuerte:



¡Jamás en mi vida había visto una amalgama similar entre cocina y lavandería, menos con el lavadero de ropa oculto detrás del muro de otra estancia colindante con el comedor! Y para que no se diga que es un caso aislado, vean abajo otra lindeza por el estilo ¡con la lavadora pegada a la puerta de entrada!:



Me permito darles este alcance: 

La ropa de un bebé y de un adulto mayor debe remorjarse primero con abundante agua bajo el caño, ya que es lógico que esté contaminada por restos de orina y materia fecal. Otro tanto sucede con la ropa interior femenina durante el periodo de menstruación. Por tanto, es sencillameante antihigiénico -por no decir asqueroso- meter todas las prendas de frente a la lavadora, por muy automática que sea esta máquina. ¿No lo sabían? Los diseños de arriba obligarían al Ama de Casa o a la Doméstica a ir de cabina en cabina con la batea, mojando el piso y demás. Si este es laminado y de solo 8 mm, doy por sentado que habrá de cambiarse en menos de un año.  

En cuanto a la cocina del primer diseño... ¿pensó el gentil arquitecto que el escurridor de platos, la tabla de picar y las ollas sucias ocuparían por turnos el espacio intermedio entre encimera y poza de lavar?  Y la del segundo ubica a ambas peligrosamente cerca, peor si dicha cocina funciona con energía eléctrica. Me consuela saber que para ambos casos el replanteo es facilísimo y no generaría mayor gasto a la constructora, en especial si los edificios se encuentran en etapa de preventa Pero no me negarán que esto es un horror. Y acusa un desconocimiento total y absoluto de las labores domésticas más elementales

Más claro: falló la crianza que les dieron sus padres, independientemente del sexo que a cada uno de ustedes le cupo en suerte. Así de simple.

Miren, muchachos (2), en lo que a educar hijos se refiere mis coetáneos fueron un auténtico desastre. No fue mala voluntad ni nada por el estilo. Simplemente se creyó que romper con las tradiciones y poner mayor énfasis en lo que al niño le gusta iba a ser más beneficioso para el infante en cuestión.  Como maestra que fui traté de hacerlo lo mejor posible y formar alumnos más recios, pero igual pertenezco a la Generación del 70:  rebeldes ante nuestros mayores y serviles con nuestros niños y jóvenes. Y estos son los resultados. La imagen que encabeza este post refleja el problema de manera cómica, pero real. Y las consecuencias están a ojos vistas.

Nunca imaginé que, además de los conflictos generacionales y sociales, el concepto de vivienda se viera afectado por causa de una errada educación de los hijos. Pero ya ven que sí influyó ¡y de qué manera! Todavía recuerdo a esa joven arquitecta que -en un seminario que dio sobre lo que es un estudio de cabida- justificó la estrechez de la cocina que mostraba, aduciendo que las mujeres de hoy no tienen tiempo para cocinar y ponen cualquier cosa en el microondas. Es un hecho que esta joven -por quien guardo singular aprecio- ni es madre ni tiene responsabilidad alguna en la vivienda donde reside, pues una mámá nunca pondría cualquier cosa en el microondas para alimentar a su hijo de preescolar ni a los adultos mayores que viven en casa. ¿Verdad que no?

Chicos, con clamar para que retorne la educación de mis tiempos idos no logramos nada. Hay que desfacer el entuerto. Y por esto les lanzo un reto:


CONVIÉRTANSE EN "AMAS DE CASA" DURANTE UNA SEMANA


Solo así podrán saber de verdad lo que se necesita para llevar un Hogar y, por ende, diseñarlo e implementar adecuadamente sus ambientes. Y para ello los pasos a seguir serían los siguientes:


1. Trasladen su dormitorio a la celda de castig... ¡que diga al cuarto de servicio!, si lo hubiera en el lugar donde viven. No les extrañe que les venga un estrés de aúpa por habitar en un espacio tan reducido, peor con el nuevo confinamienton. Y similar reacción van a tener cuando vean que el baño no cuenta con lavatorio para higienizar vuestras manos luego de satisfacer las necesidades excretoras. Súfranlo y nunca más se ampararán en que el RNE permite estas barbaridades (3). Me apuesto la cabeza.

2. Intercalen los días para hacer las labores. De otra manera morirán en el intento. ¿Cocinar y servir la comida? Eso sí a diario, pero lo restante pueden tranquilamente espaciarlo. Ejemplo: 

  • Lunes-miércoles y viernes: Limpieza.
  • Martes y jueves: Lavado.
  • Sábado: Planchado y guardado de la ropa.
  • Domingo: Preparación de desayuno y almuerzo.

3. Lleven un block de notas y anoten todo lo que falta o sobra para el desempeño de estos quehaceres domésticos: Mesada más amplia o de diseño angular en la cocina, torre de hornos al alcance de la estatura del peruano promedio, poza extra en lavandería para limpiar mopas y trapeadores, planchador abatible, repisas y muebles para escobas y/aspiradora... Y, por supuesto, calculen qué espacios hay que recuperar para que incluso los mal llamados departamentos de soltero tengan todos los servicios que necesita un Hogar. Vean cómo podrían implementarse las áreas de estudio y trabajo, en especial en los pasillos y esquinas. Fíjense qué acabados son más fáciles de limpiar y cuáles son muy aparentes mas no prácticos por el gran esfuerzo y dinero que supone su mantenimiento. Desde ya les adelanto que los porcelanatos brillantes les harán sudar sangre en vuestro oficio de Ama de Casa Temporal, dado que hasta respirar los ensucia . 

4. Intercambien experiencias con otros arquitectos que tengan el valor de aceptar este reto. Esto supone que animen a sus colegas. ¿Y para qué? Es evidente que no todos residen en viviendas con áreas similares. No es igual ser "Ama de Casa" en un departamento de 60 m2 que en uno de 120 m2. Las distintas experiencias enriquecerán su creatividad y estarán preparados para idear unos proyectos multifamiliares fabulosos. De hecho ya hay arquitectos cuyo trabajo ha enamorado a los compradores. Vean si no estas unidades del Condominio Tress Mambo, de Líder Grupo Constructor (4):







Créanme, jóvenes:

QUIEN NO TIENE NOCIONES DE CÓMO LLEVAR UN HOGAR

MAL PODRÁ DISEÑARLO E IMPLEMENTARLO 

Espero que este reto les entusiasme y pasen la voz a otros. ¡Solo será una semana! Si no aguantan todo ese tiempo, al menos vívanlo durante tres días. Sus familias en pleno se los agradecerán. Pero será el sector construcción el más beneficiado. La demora en las ventas de las unidades inmobiliarias se debe en gran parte a los diseños errados. ¡Y ni qué decir de esa arquitectura estrambóticamente de vanguardia! Recuerden: Un Hogar no es un hotel. Y creo que ya es tiempo de que ustedes por fin lo asuman.

¿Aceptan el reto? 

Les invito a manifestarse en este blog o en Facebook.


Notas aclaratorias

(1) Así la denomina ahora la modificatoria de Norma Técnica G.040 del Reglamento Nacional de Edificaciones.  Para acceder al documento hacer click aquí                               
(2) Digo muchachos porque incluye a varones y mujeres. El morfema "o" es inclusivo, dado que abarca masculino y femenino. Lo contrario sería lenguaje excluyente. ¡Pero por ahí se dicen tantas tonterías!
(3) Conste que la nueva Norma Técnica G.040 del RNE, en el mismo gráfico que sustenta cómo ha de concebirse el centro de lavado, tácitamente indica que el baño de servicio ha de tener sí o sí un lavamanos.
(4) Mencioné este proyecto en el post anterior. Se ubica en Comas. Los departamentos de 98 m2 tendrán incluso congelador vertical. La constructora es miembro de la Asociación de Empresas Inmobliarias del Perú (ASEI).



3 comentarios:

  1. Buenas noches Renée, no soy ni seré constructor, ingeniero o arquitecto. Estudié derecho en la Universidad de Lima y buscando información sobre el régimen de tributación de los agentes inmobiliarios llegué a tu blog.

    Como potencial cliente te puedo decir que hace mucho tiempo que no leo un artículo tan acertado sobre el mercado inmobiliario y sus nuevas "tendencias". Conseguir un verdadero hogar se ha vuelto una "misión imposible" con un presupuesto que no bordee el cuarto de millón de dólares, habiendo sido educado por mis padres con derechos y deberes (sobre todo en cuanto a la ayuda en las labores domésticas, sin importar que contemos con personal de servicio), veo que en los departamentos faltan artículos y espacios esenciales para vivir sin muchas complicaciones.

    Espero que tus palabras lleguen a desarrolladores y arquitectos para poder mejorar la oferta del sector inmobiliario y dejar de sentir que todo lo que vemos en el mercado es más un hotel que una casa.

    Saludos

    Renzo M. Torres

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Estimado Renzo:

      Agradezco tus palabras. Como agente inmobiliaria creo mi deber hacer estas observaciones a los proyectos inmobiliarios de hoy. Felizmente ya hay desarrolladores inmobiliarios que están tomando conciencia de estos problemas y han empezado a construir viviendas más hogareñas, respondiendo a las necesidades de una familia. La misma norma técnica G.040 del Reglamento Nacional de Edificaciones ya ha puesto ciertas cosas en su sitio.

      Cordiales saludos.

      Borrar
    2. Y, por supuesto, quedo a tu disposición para ayudarte a encontrar la vivienda-hogar que necesites.

      Borrar