martes, 4 de octubre de 2016

CUARTO DE HUÉSPEDES Y/O DORMITORIO DEL ADULTO MAYOR






     Hoy voy a continuar tratando sobre las estancias para el descanso. Y esta vez quiero compartir con ustedes mi modesta opinión sobre el Cuarto de Huéspedes.  Permítanme, amables lectores, dirigirme a los señores Constructores y muy especialmente a las Familias que tienen adultos mayores a su cuidado.

   Comencemos por lo primero: Hay huéspedes temporales que de vez en cuando ocupan una habitación, la que en principio es un Estudio o simplemente Sala de Estar o Sala de Lectura. El modelo de arriba, por ejemplo, reúne estas tres funciones.  El Arquitecto o Decorador, teniendo muy en cuenta que los visitantes pueden ser dos, se ha valido del estilo contra pared. Y así tenemos dos camas - una de ellas corrediza- con cajonería, una cómoda muy sobria -sobre la cual se ha colocado una delicada lámpara de noche-, repisas-librero y un funcional escritorio. La iluminación está garantizada por la ventana de buen tamaño y por el roller blanco que está a medio subir. En lo que a mí respecta considero este diseño un dechado de buen gusto. Y para los dormitorios secundarios enanos se adapta de maravilla.

    El problema viene cuando el huésped es permanente y la Familia ha de hacerle un espacio en el Hogar.  Generalmente se trata de un anciano que requiere cuidados especiales o  que ya se prevé que va a necesitarlos. Sin ir más lejos, van dos veces que mis hermanos han atendido a clientes con esta particular situación   Por cierto que son innumerables los edificios amigables con el adulto mayor, ya que entre sus áreas comunes cuentan con jardín o pequeñas plazoletas donde este puede pasear con toda tranquilidad del brazo de su Técnica, fuera de que es habitual el ascensor especial para evitar subir o bajar las escaleras de la entrada. Aun así el Comprador no compra, valga la redundante paradoja, simplemente porque los Dormitorios secundarios no son apropiados. Sin embargo, señores Constructores, creo haciendo algunos ajustes tranquilamente la venta podría tornarse más fluida. Todo sería cuestión de presentar al posible Comprador alternativas válidas que le resuelvan el problema. ¿Y como hacerlo de buenas a primeras y sin incrementar costos operativos? Se me ocurren algunas soluciones.  Veamos:


     1. Incluir en el brochure de ventas imágenes específicas del Cuarto de Huéspedes: Aquí entre nos, creo que se ha pecado por defecto al no brindar ni por asomo alguna idea sobre las habitaciones secundarias. ¡No se hace para las de los Hijos, menos se ocurre darlas para las de los Abuelos! Empero, nada cuesta agregar dos imágenes con sugerencias puntuales para tales áreas.  Y nada cuesta tampoco preguntar con mucho tacto a los clientes qué miembros de la Familia ocuparán tal o cual Dormitorio, con el fin de presentarle brochures digitales con diversas alternativas a elegir, en especial cuando las áreas son verdaderamente diminutas.  Ya se ha dicho hasta el cansancio que la Jefa del Hogar suele dar media vuelta a la derecha a la simple vista de un cuarto que parezca celda de castigo.  Muchos departamentos no tendrían que ser mal barateados por el desesperado Constructor si este enseñara a su Cliente cómo sacar partido a espacios tan pequeños.  

   El diseño de arriba, por ejemplo, no es mala opción, dado que la segunda cama puede servir para la Técnica que atiende al adulto mayor. Lo ideal sería que  la cajonería tuviera un fondo más pequeño y, por ende, la cama superior dejara de estar tan elevada. Por cierto que a esta última habría que agregar barandas plegables para evitar caídas. En lugar de repisas y cambiando su ubicación hacia la otra pared, cabría instalar estantes-cubos, ya que permitiría tener a la mano medicinas, termómetros, tensiómetros, pañales y otros aditamentos y, en caso de sismo, evitarían la caída de estos objetos ahí colocados.

   2. Introducir el concepto de los muebles abatibles en las imágenes del brochure:  Señores, estoy convencida de que son la solución más viable para la falta de espacio que acusan los departamentos de hoy.  En mi post anterior y en los relacionados al área de estudio para los Hijos (1)  hemos podido apreciar una gran variedad de tan práctico mobiliario.  En el Cuarto de Huéspedes su utilidad es innegable, dado que si este no es ocupado de manera permanente, las camas se ocultan sin problema alguno y queda sitio de sobra para un Escritorio. Les presento un modelo apto para cuartos de mayor tamaño y que incluye mobiliario auxiliar: 



       
     Claro que las repisas que están casi junto a las almohadas habría que elevarlas o retirarlas. Y en la cama del adulto mayor sí o sí deben instalarse barandas protectoras en los extremos laterales . ¡Y aunque no lo crean, he buscado por internet para ver cómo son las que venden en Lima y no las he encontrado! Me habría encantado darles una referencia de dónde comprarlas, pero no vi ninguna ni siquiera en las ortopedias de mayor  prestigio.  Esto fue lo que hallé en www.apoyoshumanos.com, un sitio web de la lejana España. Gracias a este singular barandal se puede dormir tan seguro como en una cama clínica (2):




   Es habitual que el geriatra o el neurólogo recomiende ciertos ejercicios mentales, en especial cuando  abiertamente se ha diagnosticado Alzheimer,. Por tanto pienso que no estaría de más una mesa abatible de pared para que el Abuelito o la Abuelita haga la tarea que le dejó el doctor:




   ¿Esta mesa podría incorporarse al Cuarto de Huéspedes arriba presentado? Con ciertos arreglos, opino que sí.  Es una manera de que el Abuelito o la Abuelita sienta que su habitación no es un cuarto de hospital, sino un un cómodo ambiente especialmente diseñado para su confort, en el cual y sin estar acostado, pasará incluso momentos de relax y amena conversación con la persona que lo cuida.  Asimismo, tomemos en cuenta que estar a cargo de una persona con Alzheimer u otro tipo de demencia requiere no solo paciencia y nervios de acero, sino además un mínimo de implementos para que el servicio de enfermería - profesional, técnico o empírico- sea idóneo.  Y lo digo con conocimiento de causa, ya que mis propios padres y mis tíos carnales necesitaron este servicio en su vejez. 


   3.  Eliminar cuanto antes el concepto de "tercer dormitorio enano": Señores, en mis anteriores artículos - de manera especial en  Área privada ¿para la pareja o para la Familia? - se ha repetido hasta el cansancio lo nocivo que resultó dar excesiva importancia al master y descuidar por completo las otras estancias destinadas al descanso.  Las personas más vulnerables- es decir niños y ancianos - requieren mayor espacio que el comúnmente asignado a sus habitaciones.  Si no alcanza para un segundo o tercer dormitorio decente, es mejor no levantarlo. Mas nada he dicho si el problema puede solucionarse restando áreas kilométricas a la suite conyugal:  Marido y mujer no perderán la salud mental, ni necesitarán terapia de pareja, ni morirán de infarto al miocardio ante la falta de walk in closet, y menos correrán riesgo de suicidio por carecer de un rincón ex profeso para su sala de estar privada. Presento abajo el plano de un departamento de 104 m2, cuyos dormitorios son de medidas similares: (3)




     Convendrán, señores Constructores, que no sugiero nada que ustedes no hayan iniciado ya. Y si nos ponemos a analizar el modelo de arriba, no me negarán que con un pequeño cambio el Baño principal quedaría semi-incorporado. El Baño de Servicio reclama un lavabo a gritos, pero hay que reconocer que al menos tiene una ventana mucho más respetable de lo que se acostumbra para este lugar. Y haciendo un ajuste mayor, - sacrificando este servicio higiénico, claro- podrían moverse Cocina y Lavandería hacia la derecha y hacia abajo respectivamente y lograr instalar un Baño de Visitas.  ¿No les parece?

     Como decía el difunto Freddy Ternero: ¡Sí se puede!!!

   Por último me permito hacer un llamado a las Familias no tan pudientes. Sé que no es fácil encontrar una vivienda adecuada para cubrir todas sus necesidades, especialmente cuando además de los Hijos, se tiene a su cargo un Adulto Mayor.  Y sé también que el tiempo no sobra y el Banco apremia cuando el crédito hipotecario ya ha sido aprobado. Seamos realistas: Los departamentos con habitaciones amplias como las de antes recién están retornando a la palestra, pero para que vuelvan a generalizarse todavía pasarán años. Mi sugerencia es que no pierdan tanto tiempo en buscar lo que no da para sus posibilidades económicas, antes bien creo preciso pisar tierra y adaptarse a lo que existe hoy.  Si ven un inmueble que en líneas generales es el apropiado, pero que carece de dormitorios holgados, no tengan reparo de preguntar al Arquitecto de la obra cómo podría subsanarse la falta de espacio. No teman exponer su situación puntual, en especial cuando urge adquirir el departamento. También está en manos de ustedes, señores Compradores, el humanizar el sector y contribuir para que los Constructores internalicen cada día más que sus edificaciones no son solo una joya estética o una segura ganancia comercial, sino la nueva sede del HOGAR que ofrecen a sus Clientes.  Recuerden que niños y jóvenes pueden esperar, pero a los Abuelos es probable que  no les quede mucho tiempo.  Y si bien es preciso brindar la mejor calidad de vida a nuestros mayores, no olvidemos que dicha calidad no será posible si ya no hay vida a quien brindarla

    Fiel a mi costumbre, amables lectores, dejo a ustedes la última palabra.
   

Notas aclaratorias
(2) Quiero destacar que así el adulto mayor tenga su cama pegada al muro, igual ha de tener ambas barandas;  y la que dé a la pared es preferible que esté forrada con material acolchado para evitar cualquier golpe en la cabeza. 
(3) La foto la tomé de este link: http://www.planosdecasasgratis.org/2010/09/planos-gratis-de-departamentos-con-3-dormitorios-en-104-m2/   Esta misma web indica me remite al portal http://www.masinmobiliario.pe/ , al tiempo que especifica que el inmueble pertenece a un edificio de nombre Residencial Ribeyro, pero no dice nada ni del distrito ni de la provincia en que se ubica.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario